Comentarios

dulce dijo…
Perdona el atrevimiento de ser la primera en dejar unas palabras, pero no pude resistir el encanto de la rosa, el video tan tuyo y el deseo de leer sobre los sueños ajenos que se vuelven nuestros.
Un abrazo y mi gratitud.