Nada



Vacío. De fondo sonando un requiem.
Perdido; buscando un papel protagonista en una historia con fin. La soledad y la oscuridad se cogen de la mano; detrás, mi alma camina silenciosa, siguiendo el camino marcado por el reflejo de la luna.

Negro va el espíritu, no por falta de pureza, ni tampoco de ella lleno, invadido por una triste apatía -un papel en blanco por escribir-, vago, por las nocturnas calles de mi ausencia.

No hay amores por los que llorar, ni palabras por las que reír. No hay por lo que decir ni por lo que hacer. El pensamiento se ha extinguido en el silencio; la apatía se ha aburrido de tanto oírse. Todo es amargura y abandono; nostalgia de las horas.

¿Dónde andar, si no hay camino? ¿Qué decir ante la soledad? ¿Cómo latir en el olvido? ¿Cómo reír ante la adversidad?

FGC



"No hay más miedo que el que se siente cuando ya no sientes nada"

A. SANZ

Comentarios

dulce dijo…
Dos puntos opuestos que sin embargo, se tocan. Sentir o no sentir. Consumirse en fantasías o estar muerto en vida? Quizás no sentir sea sencillamente una coraza.

Besos.